Herramientas MBTI® y TKI® para desarrollar equipos

Herramientas MBTI® y TKI® para desarrollar equipos y fomentar el Liderazgo

Apreciar y gestionar diferencias van de la mano con muchos aspectos del desarrollo en equipos y liderazgo.

El instrumento evaluativo Myers-Briggs Type Indicator® (MBTI®) revela diferencias fundamentales entre personas, y la herramienta Thomas-Kilmann Conflict Mode Instrument® (TKI®) ofrece formas para enfrentar estas diferencias, efectiva y productivamente. Usando estas herramientas en conjunto, puede ayudar a equipos a identificar dinámicas que están deteniéndolos y proporcionarles estrategias para mejorar su desempeño.

A continuación, encontrarás algunos consejos para diseñar un taller para equipos que combine observaciones de ambas evaluaciones:

  1. Genera un programa de capacitación y este permitirá explorar potentes revelaciones de ambas herramientas.
  2. Planea un taller todo el día. Para asegurar tener suficiente tiempo para discusión y actividades vivenciales, aplica evaluaciones con anticipación. Si no vas a realizar interpretaciones de MBTI® antes del taller, proporciona ejemplos y/o actividades concretas que ilustran diferencias entre cada preferencia, para poder ayudar a guiar a miembros del equipo a su mejor ajuste. Para reforzar conceptos TKI®, prueba una actividad competitiva y proporciona seguimiento sobre comportamientos resultados.

  3. Prepárate para una discusión en grupo creando una “matriz del equipo” que identifique tipos de personalidad en miembros y conflictos preferidos.
  4. Traza modos para manejar conflicto TKI® dominantes en miembros del equipo, colocando una marca de verificación en casillas adecuadas del modelo TKI®. A continuación, indique tipos de personalidad en miembros con una tabla MBTI® tipo equipo. Note similitudes entre preferencias MBTI® y TKI® y considera cómo pueden fomentar la efectividad del equipo. Después considera las diferencias. Esto te preparará para guiar al equipo a una discusión sobre cómo estas diferencias pueden limitar la efectividad del equipo.

  5. Incorpora preferencias MBTI® y modos TKI® con miembros del equipo para obtener una visa más amplia del estilo de gestión y conflicto del equipo.
  6. Trabajos de investigación de coautores TKI® Ken Thomas y Ralph Kilmann sugieren que ciertas preferencias MBTI® pueden significativamente afectar al comportamiento en manejo de conflictos. Específicamente, miembros del equipo con una preferencia de Sentimiento (F) tienden a tener un estilo de conflicto complaciente. Miembros de equipo con una preferencia a Extroversión (E) tienden a tener un estilo Colaborador.

  7. Ayuda al equipo a romper con sus comportamientos improductivos estableciendo “acuerdos operativos” que indiquen la manera en la que miembros del equipo trabajarán juntos en el futuro.
  8. Normas son reglas de comportamiento generalmente aceptadas – y a menudo no escritas – que gobiernan a los miembros de un grupo. Para cambiar las normas que presentan un obstáculo a su desempeño, el equipo primero tiene que identificarlas. Después puedes rediseñar normas como “acuerdos operativos”, detallando cómo los miembros colaborarán para cumplir con necesidades y objetivos del equipo. Esto facilitará al equipo un claro entendimiento sobre comportamientos esperados y ayudará a miembros a sentirse más cómodos, señalando comportamientos inaceptables cuando se presenten en el futuro.

    Si deseas conocer más de estas herramientas para lograr procesos de teambuilding y liderazgo más exitosos, contáctanos aquí:

    http://consultandohds.com/contacto/

    contact@consultandohds.com

    +52 56 2077 4304

Autor HDS - junio 26, 2023

Descripción: HDS





0
    Carrito
    Carrito vacio